•    Plaza Secundino Delgado, Nº 4 - Local 2B  
  •    655783356 

Blog

¿En qué consiste una sesión de Reiki?

  • 0 Comentarios
  • Marzo 15, 2016
  • por Sana Sana Tenerife
  • bienestar, dolor, Energía, paz, Reiki, sesión,
  • Deja un comentario

¿En qué consiste una sesión de Reiki?

Una sesión de Reiki consiste en recibir la energía canalizada por el terapeuta en nuestro cuerpo.

¿Qué energía? Pues la energía Reiki, que es una energía de frecuencia muy elevada conocida como la Energía Universal. Por lo tanto no es la energía del practicante, así que no te transmitirá nada suyo al igual que no se quedará con tu energía. Comento esto porque es lo que le preocupa a mis clientes que vienen diciendo: “cuidado que yo estoy muy negativa”.

¿Cuánto dura? Una sesión de Reiki puede dura aproximadamente cuarenta y cinco minutos y el paciente permanecerá acostado en una camilla, descalzo y vestido. Durante la sesión se utiliza música suave. El practicante invita el paciente a relajarse, a concentrarse en su respiración y a escucharse. Cuando vienen a la sesión suelen preguntar: ¿qué tengo que hacer… pensar en algo en concreto? y lo que les digo que no fuercen nada, que se escuchen y sientan. Al principio me miran extrañados porque con lo estresados que llegan les parece imposible estar tumbados 45 minutos. Pero en cuanto empiezan a sentir la energía se relajan muchísimo, luego a más de uno les parece poco tiempo.

¿Dónde se colocan las manos? Se colocan las manos en diferentes partes del cuerpo y la Energía Reiki fluye.

¿Qué se siente? Durante un tratamiento, se siente una relajación profunda, una gran sensación de paz. Muchas personas se quedan dormidas, cosa que no influye para nada en el resultado final, algunas siente un cosquilleo, calor o frío en diferentes partes del cuerpo según fluye la energía, otras personas ven colores, experimentan una sensación de “flotar” o sienten emociones que salen a la superficie y otras no sienten nada y no por ello el Reiki no está funcionando.

Las zonas donde se te aplica el Reiki (donde suelen estar las manos del practicante) pueden sentir o mucho calor o mucho frío durante el tiempo que las manos están presentes en esa parte del cuerpo. A veces sentirás como se tensan y relajan los músculos en la zona afectada. Simplemente es otra forma que tiene el cuerpo de ayudar a que fluya la energía.

¿Qué hace esta energía? Durante la sesión, la energía fluirá dentro de ti, equilibrando tu sistema energético, soltando tensiones y estrés, aliviando dolores y activando la capacidad del cuerpo para sanarse.

Siempre le digo a mis clientes que hacerse una sesión de Reiki merece la pena por ese ratito en el que se relajan y se dedican a ellos mismos. Pero no queda ahí porque la Energía hace su trabajo y se obtienen muchos beneficios.

¿Beneficios? Se aumentan tu energía y tus ánimos, dándote un punto de vista más positivo sobre la vida. Situaciones anteriores de estrés parecen no preocuparte como antes.  Además hay que tener en cuenta que un tratamiento integral afecta al conjunto del cuerpo, mente y espíritu.

 Alguien puede visitar a un reikista para curarse de una dolencia y al final del tratamiento haber cambiado totalmente de comportamiento, de modo de pensar o de forma de relacionarse con los demás. Esto se debe al reequilibrio emocional y mental que Reiki produce.

Generalmente, Reiki produce cambios beneficiosos a largo plazo, por lo cuál no hace falta repetidas e interminables sesiones, ¡aunque a mucha gente les gusta tanto que lo hacen de todos modos!

¿Cuántas sesiones? Se pueden hacer sesiones individuales para obtener una profunda relajación y sensación de bienestar momentáneo o bien el tratamiento de cuatro sesiones donde se trabaja más a fondo para sacar al paciente de algún estado de desarmonía. Al finalizar éste tratamiento se podrán tomar sesiones individuales con la frecuencia que el paciente necesite.

¿Para niños? Gracias a su inocencia, los niños están libres de los prejuicios que tanto atan a la mayoría de los adultos. De este modo la energía Reiki fluye hacia ellos sin impedimentos, naturalmente, sin los bloqueos causados por temores o convicciones rígidas de cualquier tipo. Los padres traen a niños con problemas de hiperactividad, timidez, pesadillas, insomnio, depresión ó porque han atravesado por situaciones familiares que les producen angustia, como la separación de sus padres, por ejemplo. Reiki también ayuda a los niños que son muy tranquilos a ser más receptivos, puesto que esta energía agudiza los sentidos y logra que la persona tenga una percepción distinta de la vida. Además, es muy útil para los pequeños que tienen dificultades para concentrarse.

Cuando se trata de bebés o de niños de corta edad es necesario adaptar las sesiones de acuerdo a su capacidad para quedarse quietos mientras se les imponen las manos. En el caso de los bebés notarán mucha mejoría los que sufran cólico del lactante, inicio de dentición, otitis, trastornos de sueño, etc.

Las sesiones de Reiki para niños tienen una duración de 20 minutos aproximadamente ya que ellos no son capaces de aguantar más tiempo en una camilla. Aunque he tenido niños a los que les he aplicado una hora porque estaban encantados y querían más.

 

Sea cual sea tu dolencia, el efecto general de Reiki crea una sensación de paz y tranquilidad. Te sientes en condiciones para afrontar la vida y sus desafíos. Aumenta tu energía y tus ánimos, dándote un punto de vista más positivo sobre la vida. Situaciones anteriores de estrés parecen no preocuparte como antaño.

¡Anímate y pide cita para recibir tu sesión!

655 783 356

info@sanasanatenerife.es

12373414_1672840806292099_5965196902264885945_n

Terapeuta: Estefanía Carretero Mancheño. Maestra Federada y formada en Técnicas avanzadas del Reiki

 

 

 

0 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Usamos cookies propias y de terceros para analizar su paso por nuestra web. Si continúa navegando acepta política de cookies

ACEPTAR